Pilar Martín Gala (1962)

Foto Kindurka. Kałuża na bojsku i widac mój blok

Ninguna noche fue buena para estrechar la lealtad. Las calles cerraban el paso como bosques. Se oyó una música y dejó de oírse, y el golpe de una puerta y los tacones alejándose y deteniéndose y, de nuevo, en marcha, más sordo el asfalto que las aceras, y nuevamente la duda: quién te acompaña en el trayecto. Y los bares de la calle que dilatan sus luces en el lodo de las riveras donde el afecto es frío como los charcos, y una voz
......................................Que nadie ha visto
porque nadie ha visto nunca a nadie
ni lo ha recordado
ni lo ha podido olvidar
en cualquier noche como ésta

Pilar Martín Gala (1962)
Demonios y leyes, Ediciones Libertarias, Madrid, 2010